Ayude a proteger a los trabajadores agrícolas como yo de la esclavitud moderna

1
activistasActivistas contra la esclavitudTrabajo forzadoHistorias de sobrevivientes

Descargue este blog en ingles

Resumen de campaña: Miles de trabajadores temporales están siendo traficados para trabajos forzados en California bajo amenaza de violencia, deportación y daño a sus familias. La gran mayoría de los trabajadores temporales se contrata a través de terceros contratistas de mano de obra extranjera, algunos de los cuales no actúan ni legal ni éticamente. Es por eso que estamos trabajando con la Coalición para Abolir la Esclavitud y la Trata de Personas y pedimos a la Legislatura del Estado de California que apoye la legislación que ayudaría a proteger a los trabajadores temporales de la esclavitud moderna.

Mi nombre es Raymundo. Me reclutaron en México para trabajar en una granja en California. Me prometieron que mi trabajo sería legal y que me pagarían $ 11.10 la hora por al menos cuarenta horas de trabajo a la semana. Estaba feliz de comenzar a trabajar y estaba listo para enviar dinero a mi familia en casa.

Para pagar mi visa, tuve que sacar un préstamo de 10,000 pesos a mi traficante. Me prometieron que ganaría suficiente dinero, así que pensé que podría saldar mis deudas. Pero cuando llegué a California, todo era diferente.

Vivía en una habitación individual con otros 34 hombres que también habían sido víctimas de trata. Inmediatamente me dijeron que tenía que seguir las reglas. No se me permitió salir del campamento, no se permitió que nadie me visitara y todas las luces debían apagarse a las 10 de la noche.

Un hombre que trabajaba para nuestro traficante nos vigilaba. Nos decía que nuestro traficante tenía mucho poder y dinero y que podía quitarnos las visas en cualquier momento y deportarnos de regreso a México.

Nunca trabajamos las 40 horas prometidas por nuestro traficante. Nuestras horas eran inconsistentes, pero teníamos demasiado miedo para decir algo.

Un día, un inspector visitó el campamento y nos dijeron que no habláramos con él, o nos deportarían. Estaba aterrorizado, pero aun así hablé con el inspector y firmé un papel. Cuando mi traficante se enteró de lo que hice, llamó a la policía. Pero pronto descubrimos que la policía no podía arrestarnos solo porque nos quejáramos de nuestro empleador.

Fue a través de los inspectores que me enteré de mis derechos y que nuestro traficante nos estaba explotando y manipulando.

Ahora trabajo para una granja donde me siento respetado y bienvenido. Mi familia y yo estamos juntos y estamos felices de haber escapado de mi traficante, pero tenemos suerte.

No quiero que lo que me pasó a mí le pase a nadie más.

Si hubiera conocido mis derechos, mis traficantes habrían tenido menos control sobre mí y mis compañeros de trabajo.

Me alegré cuando me enteré de las protecciones implementadas en California en 2014 para los trabajadores temporales bajo SB477; sin embargo, me entristeció saber que las medidas vigentes solo protegen a los trabajadores con visa H-2B en CA y dejan a otros desprotegidos. Yo era un trabajador H2A y, como se interpreta actualmente, SB 477 no me habría protegido.

Debido al COVID-19, sé que muchos están sin trabajo y me preocupa que la gente de mi pequeña ciudad en México sea contratada para trabajar de la misma manera que yo. Los titulares de visas temporales como yo que trabajamos en granjas necesitan más protección que nunca.

Es por eso que estoy compartiendo lo que me sucedió con Freedom United y la Coalición para Abolir la Esclavitud y la Trata de Personas (CAST) para ayudar a difundir mi historia y exigir una mejor protección para los trabajadores agrícolas y todos los trabajadores temporales que vienen a California.

Tome medidas y firme la petición de Freedom United pidiendo a la Legislatura del Estado de California que enmiende el Proyecto de Ley 477 del Senado.

Necesitamos asegurarnos de que todos los trabajadores migrantes temporales estén mejor protegidos, independientemente de su categoría de visa. Muchos todavía corren el riesgo de ser víctimas de trata y obligados a realizar trabajos forzados. Pero juntos podemos cambiar esto.

Únase a mí hoy para instar a California a aumentar las protecciones laborales para los trabajadores temporales.

Juntos, podemos asegurarnos de que los trabajadores temporales no corran el riesgo de ser obligados a trabajar bajo la amenaza de deportación como yo.

Contribuye y ayuda a terminar con la esclavitud moderna de una vez por todas.

1 Comentario
Más votados
Más Nuevos Más antiguo
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
señor gruñón
señor gruñón
Hace años 2

Si hubiera conocido mis derechos, mis traficantes habrían tenido menos control sobre mí y mis compañeros de trabajo. .. comiencen ahí, demuestren que están dispuestos a ayudarse a sí mismos, su propia comunidad y otros los ayudarán.