Informe de campo: Llamado a los gobiernos del mundo a ratificar la Convención 189

Meta:

Pedir a los gobiernos de todo el mundo que ayuden a poner fin esclavitud doméstica by ratificando Convención 189 para proteger a los trabajadores domésticos. 

Resumen:

Por primera vez en la historia, Convención 189 (también conocido como el Convenio sobre los trabajadores domésticos) ofrecía un estándar global para proteger a los trabajadores domésticos. Oficialmente, el Convenio sobre el trabajo decente para los trabajadores domésticos es un convenio que establece normas laborales para los trabajadores domésticos. Establece derechos como las horas de descanso diarias y semanales, el derecho al salario mínimo y el derecho a elegir el lugar donde vivir y pasar sus vacaciones. 

Resultado:

En abril de 2012, el gobierno de Uruguay se convirtió en el primer país en ratificarlo, y Sudamérica continúa liderando el camino con la mayor cantidad de países por región que han seguido su ejemplo. Después de nuestra campaña, en junio de 2015 Bélgica ratificó el Convenio núm. 189 de la Organización Internacional del Trabajo para proteger a los trabajadores domésticos. Hasta la fecha, 23 países clave se han adherido y están pidiendo al resto del mundo que se una a ellos para garantizar que los trabajadores domésticos estén protegidos. Durante un período de tres semanas en septiembre de 2016, 52,412 defensores tomaron medidas. Tras esta presión, Jamaica ratificó en octubre de 2016. 

Nota:

Continuamos trabajando en estrecha colaboración con los socios para identificar oportunidades clave para impulsar a los gobiernos a ratificar esta convención constitucional. Para ver la lista de países que han ratificado hasta la fecha, ¡Haga clic aquí


Nuestro socio en esta campaña:

Federación Internacional de Trabajadoras Domésticas

La Federación Internacional de Trabajadoras del Hogar (IDWF, por sus siglas en inglés) es una organización mundial basada en miembros de trabajadores domésticos y domésticos. Su objetivo es construir una organización mundial sólida, democrática y unida de trabajadoras del hogar y del hogar para proteger y promover los derechos de las trabajadoras del hogar en todas partes. A julio de 2016, la FIDW tiene 59 afiliadas de 48 países, con 500,897 trabajadoras del hogar organizadas. La mayoría de ellos son sindicatos y otros son asociaciones y cooperativas de trabajadores.