Trabajadoras domésticas migrantes Reino Unido

Las trabajadoras domésticas migrantes no desisten de la lucha para recuperar sus derechos

0
Esclavitud domésticaLey y política

Los trabajadores domésticos realizan tareas vitales en los hogares de todo el mundo, como el cuidado de los niños, la limpieza, la cocina, el cuidado de los enfermos y los ancianos, y el mantenimiento general del hogar. El trabajo es difícil y, aunque absolutamente necesario para que nuestras sociedades sigan funcionando, a menudo está infravalorado y mal pagado.

Han pasado diez años desde que el gobierno del Reino Unido implementó una política dañina que vincula las visas de las trabajadoras domésticas migrantes a sus empleadores. Este cambio en 2012 aumentó inequívocamente la vulnerabilidad de los trabajadores domésticos migrantes a la esclavitud moderna y la trata de personas. La naturaleza aislada del trabajo doméstico combinada con la extrema dependencia del empleador del trabajador y la falta de derechos, significa que son especialmente vulnerables a la explotación y el abuso.

Antes del cambio de 2012, a los trabajadores domésticos del extranjero se les permitía cambiar de empleador y, después de cinco años, solicitar un estatus migratorio seguro en el Reino Unido conocido como permiso de residencia indefinido. Eventualmente, este grupo de trabajadores también podría solicitar la ciudadanía británica completa.

Las condiciones bajo esta visa original de trabajadora doméstica en el extranjero significaban que las trabajadoras domésticas migrantes tenían el poder de dejar a los empleadores abusivos y encontrar un empleo alternativo sin correr el riesgo de volverse indocumentadas.

La pérdida de derechos ganados con tanto esfuerzo después de 2012

Pero en 2012, el sistema cambió para peor. Los trabajadores domésticos migrantes solo podían ingresar y trabajar en el Reino Unido con una visa no renovable de seis meses, con su estado migratorio vinculado a su empleador; en el Medio Oriente, esto se conoce comúnmente como el sistema kafala.

Además, ya no habría una ruta de asentamiento para los trabajadores domésticos migrantes en el Reino Unido.

En los años siguientes, el Reino Unido asumió un papel autodenominado como líder mundial en la lucha contra la esclavitud moderna, e incluso aprobó la Ley de Esclavitud Moderna en 2015. Al mismo tiempo, el Reino Unido se negó a poner fin al sistema de visas vinculadas. a pesar de que toda la evidencia apuntaba a que los trabajadores domésticos migrantes corrían un mayor riesgo de trata como resultado directo.

Los trabajadores domésticos migrantes no se dan por vencidos

Hoy en día, las trabajadoras del hogar siguen luchando para que se les restablezcan sus derechos con una petición simple y factible: volver a la visa de trabajadora del hogar en el extranjero anterior a 2012 con una ruta para asegurar el estatus migratorio.

En marzo, el gobierno respaldó una recomendación por la Comisión de Pagos Bajos para cambiar las leyes de salario mínimo para incluir a los trabajadores domésticos internos. Esta fue una victoria importante para cerrar un vacío legal conocido como la “exención para trabajadores familiares”, que dejaba a los trabajadores domésticos internos vulnerables a la explotación.

Sin embargo, no desmantelar las visas restrictivas para los trabajadores domésticos migrantes significa que todavía son vulnerables a la explotación por parte de empleadores abusivos.

Escribir para gal-dem, Phoebe Dimacali y Francesca Humi de la Asociación Filipina de Trabajadoras del Hogar y el Consorcio Filipino Kanlungan explican:

Una visa ODW reformada es un primer paso esencial para prevenir el abuso y la explotación. Debe permitir que los trabajadores cambien de empleador, hacer valer sus derechos en el lugar de trabajo, darles la opción de denunciar abusos y garantizar sus derechos en el lugar de trabajo, renovar sus visas y permitirles que se reúnan con sus cónyuges e hijos; en resumen, dar a los inmigrantes domésticos trabajadores el derecho a trabajar y establecerse en el Reino Unido como otros trabajadores migrantes.

[...]

El llamado de las trabajadoras domésticas migrantes es simple: nos encomiendan sus casas, sus hijos, sus ancianos, ¿no es hora de que nos concedan derechos básicos en este país? Hacemos un llamado al Gobierno para que restablezca la visa de Trabajadores Domésticos en el Extranjero. El trabajo doméstico es trabajo. Los derechos de los migrantes son derechos humanos.

Una encuesta realizada por la organización socia de Freedom United, Voice of Domestic Workers, encontró que en el Reino Unido:

  • El 77% de los trabajadores domésticos migrantes sufrieron abuso físico, verbal o sexual;
  • el 51% informó que no les dieron suficiente comida;
  • Al 61% no se le otorgó un espacio propio en las casas de los empleadores.

Freedom United ha estado haciendo campaña durante años junto con las trabajadoras del hogar en el Reino Unido instando a la restauración de los derechos de las trabajadoras del hogar migrantes. No nos rendiremos. Únase a la campaña hoy y sigamos presionando al gobierno para que haga lo correcto.

Contribuye y ayuda a terminar con la esclavitud moderna de una vez por todas.

Freedom United está interesada en escuchar a nuestra comunidad y agradece los comentarios, los consejos y las ideas relevantes e informados que hacen avanzar la conversación en torno a nuestras campañas y defensa. Valoramos inclusividad y respeto dentro de nuestra comunidad. Para ser aprobados, sus comentarios deben ser civiles.

icono de parada Algunas cosas que no toleramos: comentarios que promuevan la discriminación, los prejuicios, el racismo o la xenofobia, así como ataques personales o blasfemias. Examinamos las presentaciones para crear un espacio donde toda la comunidad de Freedom United se sienta segura para expresar e intercambiar opiniones reflexivas.

invitado
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios